ENCICLOPEDIA DE LIBROS ESPAÑOLES DE AFORISMOS (2010-2018), I


En esta sección vamos a empezar a recopilar los mejores aforismos de los libros escritos por autores nacidos o residentes en España, y publicados en nuestro país a partir del año 2010 en adelante. Lo hacemos para reunir en un único espacio virtual la más ingente cantidad de información posible sobre este tema, a modo de "enciclopedia" para su consulta por parte de cualquier interesado o estudioso en el futuro.

Nota del editor.- La reproducción de los textos se realiza a título informativo y de documentación científica; conminamos fervorosamente a la adquisición de los títulos para sostener la industria editorial española. Y si el libro ya ha sido descatalogado o se agotó y no ha vuelto a ser reeditado, quede aquí constancia de su existencia como muestra de reconocimiento hacia el autor y los editores.


RAMÓN EDER
Aire de comedia
Renacimiento
Sevilla
2015
116 págs.


Los pequeños abismos son los más peligrosos porque son en los que caemos.

*

Publicar elogios de lugares maravillosos y tranquilos es contribuir a su destrucción.

*

Si quieres ser el jefe de algo tienes que aceptar tener superiores.

*

Qué difícil es perdonar al que hemos ofendido.

*

Los que se creen afortunados de alguna forma lo son.

*

La vida en sus mejores momentos es cursi.

*

Hay tristezas secretas en las bodas y secretas alegrías en los funerales.

*

Algunos son tan optimistas que nos dan dolor de cabeza.

*

La verdad sólo se puede contar mediante exageraciones y omisiones.

*

La seducción, también en literatura, consiste en no enseñarlo todo.

*

A las personas muy inteligentes se les engaña como a niños.

*

Hasta el mejor médico tiene algo de veterinario.

*

El Paraíso es cierto pasado personal mitificado por la desdicha.

*

Para los soñadores su casa es un nido, para los realistas una madriguera.

*

No valorar las cosas buenas de la vida es un tipo de estupidez.

*

Las carcajadas bestiales hacen pensar que algún tipo de Estado es necesario.

*

Lo que nos ha ocurrido es lo que pensamos que nos ha ocurrido.

*

Hay asuntos en los que nos gustaría estar, a la vez, a favor y en contra.

*

A los que han viajado muy poco los pocos viajes que han realizado les parecen míticos.

*

La vida, de vez en cuando, nos soborna con milagros.

*

La terapia del diente de león: contemplar su flor hasta reconciliarnos con el universo.

*

Algunos no puede aceptar la verdad porque se lo impide su ideología.

*

No podía imaginarse el Más Allá sino como el aquí y ahora sin dolor ni estupidez.

*

La memoria puede convertir el abundante carbón de un recuerdo en un pequeño diamante.

*

Escribir es una forma de pagar las deudas.

*

Una vida equilibrada es la que le da al cerebro lo que es del cerebro y al corazón lo que es del corazón.

*

El realismo alucinante es el estilo que quizá mejor refleje la vida.

*

Hay que ser valiente para cambiar radicalmente de idea.

*

Hacer de una desdicha personal una frase feliz es el privilegio de los aforistas.

*

El calendario es sagrado, el reloj diabólico.

*

Toda un día por delante, y toda una vida por detrás.

*

Está bien introducir el "yo" en los aforismos para saber que nos habla alguien, no la frígida sabiduría.

*

Hay días en los que salimos épicos de casa y la calle está épica.

*

Para el que hace vida de monje todo son tentaciones.

*

La alegría convierte el caos en un cosmos.

*

Nos ha tocado vivir en una época delirante, como todas.

*

Los regalos que no hacemos nos acaban arruinando.

*

Hay que tener muy buena vista para ver la botella medio llena cuando está medio vacía.

*

El aforismo tiene que imitar a las estrellas, que parecen diminutas y son enormes.

*

No saber con exactitud qué piensan los demás de nosotros hace la vida vivible.

*

La fealdad del mundo lucha con la belleza y pierde.

*

Algunos cosas creemos que las entendemos simplemente porque nos las han explicado mal.

*

El aforismo excelente comienza donde termina.



ELÍAS MORO,
Algo que perder
La Isla de Siltolá
Sevilla
2015
148 págs.


El cuchillo de lo leído abre la herida de lo escrito.

*

Camino sobre la nieve como una mancha en la pureza.

*

En la rama de mis defectos apunta, tímida y friolenta, la yema de una virtud.

*

Me gustaría ser inmortal; aunque sólo fuera por hoy.

*

Justo antes de marchitarse, la flor se pregunta cómo será su fruto.

*

¿A qué puerto de qué abismo arriban los submarinos hundidos?

*

En el mapa de mi memoria existen islas de hielo que se van hundiendo, y fundiendo, lentamente.

*

Era tan narcisista que se plagiaba a sí mismo.

*

Escribir como en el cine mudo: con el mínimo imprescindible para que se te entienda.

*

Reflexionar abriga.

*

El poema es un fulgor que antes no existía.

*

No te confundas: al final, siempre hay algo que perder.

*

En cuanto te das a conocer, te pones en evidencia.

*

Era tan conformista que se resignaba incluso a lo evidente.

*

Es mejor escritor no quien nos cuenta su vida sino el que nos muestra la nuestra.

*

El continuo escándalo de lo obvio.

*

Partir de cero no nos garantiza en absoluto que vayamos a llegar al uno.

*

Si das mucho tu brazo a torcer, lo más probable es que te lo acaben partiendo.

*

Cuando se aburre, el pararrayos sueña con tormentas.

*

La memoria es un refugio tan endeble que puede derrumbarse al primer recuerdo.

*

Salimos de las cavernas y nos llevamos su oscuridad con nosotros.

*

Como no se detenía ante nada, pasaba de largo ante todo.

*

Si en todo buscas la simetría, es posible que acabes con las esposas puestas.

*

Lo bello siempre está indefenso.

*

La conciencia se hace añicos ante el cristal de los hechos.

*

Me hicieron un retrato y salió movido. Lo di por bueno.