ENCICLOPEDIA DE LIBROS ESPAÑOLES DE AFORISMOS (2010-2018), X


Inauguramos nueva sección, en la que vamos a empezar a recopilar los mejores aforismos de los libros escritos por autores nacidos o residentes en España, y publicados en nuestro país a partir del año 2010 en adelante. Lo hacemos para reunir en un único espacio virtual la más ingente cantidad de información posible sobre este tema, a modo de "enciclopedia" para su consulta por parte de cualquier interesado o estudioso en el futuro.

Nota del editor.- La reproducción de los textos se realiza a título informativo y de documentación científica; conminamos fervorosamente a la adquisición de los títulos para sostener la industria editorial española. Y si el libro ya ha sido descatalogado o se agotó y no ha vuelto a ser reeditado, quede aquí constancia de su existencia como muestra de reconocimiento hacia el autor y los editores.


JOSÉ LUIS MORANTE
Motivos personales
La Isla de Siltolá
Sevilla
2015
104 págs.


Ante las rocas los argumentos piden cara o cruz: escalar o pasar de largo.

*

Cualquier soledad está repleta de encuentros.

*

Los aforismos marcan la piel del agua, como la huella frágil de una verdad.

*

Para la confidencia íntima, personal, directa, un tono de voz sombrío alejado del aspaviento.

*

Cada día el desconcierto, la indagación en el misterio de una realidad cambiante y fragmentaria.

*

Dudas: lugares de encuentro.

*

En el trueque de frases los sentimientos son puentes de luz entre dos oscuridades.

*

Con los años, el escepticismo muda en benevolencia.

*

Cavo. Rompo el muro. Tras el muro hay otro muro. Sigo cavando.

*

Entre el antes y el después nunca hubo una simetría cronológica.

*

Los temperamentos nihilistas renuncian por principio al consuelo menor de la incertidumbre.

*

La madurez convierte el deseo en un ratón asustado.

*

Las virtudes se gastan; sólo los defectos tienen virtud de permanencia.

*

No desmayes; en cada esquina roza la brisa del asombro.

*

Prefiero una realidad difusa, entrevista desde un párpado a medio cerrar.

*

Certeza insoportable: sé que tengo un precio.

*

Disposición amistosa de la tradición: permite dormir bajo techo.

*

Muerte. Oscuridad diáfana.

*

Su amistad: una puerta entornada. Nunca se sabe si entra o sale.

*

La escritura mide el tiempo con hábito de presidiario.

*

En la penumbra del cajón, esa conmovedora quietud de los textos inéditos.

*

Hablar con el libro y hablar sobre el libro. No es lo mismo.

*

Forcejeó con la adversidad, hasta que intimaron.

*

El optimista define el caos como una narración abierta.

*

Cuando se le pide imaginación a la rutina, balbucea.

*

La falta de ambición secundó sus avances. Consiguió todo aquello que no deseaba.

*

Los textos literarios deben transmitir la fortaleza de una cristalización repentina.

*

¿Quién crea los itinerarios hacia lugares adonde nunca se llega?

*

Cuando regresas, nunca vienes.

*

Somos una versión del humo, espirales en tránsito.

*

Hay espacios etéreos, entre la realidad y lo imaginario, donde los espejismos adquieren consistencia.

*

De madrugada, un vitalismo insomne me pregunta qué hacer para empezar de nuevo.



ANDER MAYORA
El páramo
Trea
Oviedo
2018
158 págs.


Al dotar de espíritu al mundo, izamos el puente vertical que nos salva del naufragio.

*

Esta sorpresa de sabernos, este estupor de no hallarnos, este asombro de encontrarnos.

*

Vivir es un gran sí que nos martiriza, una tortura que admitimos, un ejército al que sólo podemos oponer una plegaria.

*

Nuestra alma es como el pájaro que, incapaz de volar, se resiste, saltando de rama en rama, a sucumbir.

*

Cuando me calle, habré encontrado.

*

Máximas, sentencias, aforismos, fragmentos: hojas desprendidas del árbol de nuestra impotencia.

*

Sólo de ideas inagotables podemos alimentarnos durante toda la vida.

*

La existencia: fuego que no podemos domesticar. Todo arde.

*

Si el dinero es la sangre de la civilización, los ricos no son sino meros coágulos.

*

Sólo mediante la erradicación de nuestros caprichos interiores podremos avanzar al fulgor de una verdad recia.

*

La revolución es la politización de la ilusión en sus dos acepciones: como entusiasmo y como espejismo.

*

La imposibilidad de la respuesta es la antorcha perenne de la interrogación religiosa.

*

En el nido de nuestra cabeza no sabemos quién pone los huevos, ni cuándo han de eclosionar.

*

El supermercado espiritual tiene en cada cliente al fundador de una religión.

*

La contradicción nos hace verdaderos. La no-contradicción, tan solo coherentes.

*

Ser fiel a uno mismo es ser fiel a lo que se hereda.

*

Es del entrechocar de ideas invisibles de donde provienen las explosiones reales.

*

Las novedades son el alimento del que se nutre el olvido.

*

Por miedo a la verdad, nos parapetamos en las meras opiniones.

*

El globo hinchado de la certeza se desinfla con el disparo certero de la duda.

*

Mundo moderno y mundo antiguo. ¿Quién es la oruga y quién la mariposa?

*

La verdad que más nos ata es la que mejor libera.

*

Las estaciones son la imagen analógica de la sucesión perenne de nuestra vida interior.

*

Basta con descifrarnos para descifrar el mundo.

*

El fragmento es el lenguaje de aquel que escasamente puede hablar.

*

Cuando de vivir se trata, la decepción confirma la regla.

*

El apunte es una perla para el perezoso y un latigazo para el impaciente.

*

La verdad es el orden dañado por el desorden de los discursos y las opiniones.

*

Pedirle a la razón que corrija la realidad es como pedirle a la rama que corrija el tronco.

*

Las palabras enajenan: ¿quién no se ha sentido el centro del mundo al pronunciarlas?

*

Todo deseo es una nostalgia.

*

El espíritu es agua que fluye en nosotros: no puede sino abrirse paso.

*

La vitalidad que busco no es la de quien se rebela, sino la de quien acepta.